Las mejores soluciones para reparar tu tabla de surf

Las mejores soluciones para reparar tu tabla de surf

El surf es uno de los deportes más exigentes que existen, y por ende, las tablas de surf sufren un desgaste constante. A medida que vamos perfeccionando nuestras habilidades sobre la tabla, también vamos desgastando el equipo y en muchas ocasiones, puede que nuestra tabla necesite de alguna reparación. Es importante conocer cuáles son las soluciones y opciones existentes para reparar tu tabla de surf y poder disfrutar del deporte sin preocupaciones.

Antes de comenzar, decir que la mayoría de las reparaciones más grandes en tablas de surf requieren un profesional para su realización. Además, algunas reparaciones pueden poner en peligro la integridad de la tabla y, por lo tanto, de la persona que la utiliza. Si no estás seguro de lo que estás haciendo, o si la reparación necesaria es más difícil de lo que inicialmente pensabas, es importante acudir a un profesional de la reparación de tablas de surf.

1. Reparación de golpes

Los golpes son una reparación común en las tablas de surf. El primer paso para reparar un golpe es evaluar el daño. Si el golpe es menor, suele ser suficiente con lijarla y cubrirla con una pequeña capa de resina para que la tabla quede lisa. Si el golpe es más grande, se puede aplicar resina y fibra de vidrio. Es importante trabajar con capas finas para permitir una mejor adherencia.

2. Arreglo de grietas

Las grietas cuestan más trabajo y atención. Para reparar grietas, puedes seguir los mismos pasos que con los golpes pero asegurándote de que la grieta está completamente limpia y seca. Se puede utilizar una mezcla de resina y fibra de vidrio y aplicar en las capas y se deja que seque por completo.

3. Reemplazo de quillas

Las quillas de tu tabla pueden romperse con facilidad y tenemos que estar preparados para este inconveniente. El primer paso para reemplazar una quilla es quitar las quillas dañadas y limpiar la zona donde van a ir instaladas las nuevas. Las quillas nuevas se pueden atornillar en su lugar, y luego se cubren los tornillos y la base de la quilla con resina para protegerlo.

4. Cambio de leash

El leash es la cuerda que conecta la tabla con el surfista. Con el tiempo se puede desgastar y requerir ser reemplazado. El proceso de cambiarlo es sencillo, pero debes asegurarte de comprar un leash de la misma longitud y diámetro que el antiguo. Se quita el leash viejo y se coloca el nuevo en su lugar, asegurándote de que queda bien sujeto.

5. Reparación de la punta

Las reparaciones en la punta de una tabla pueden ser muy costosas, por lo que es importante intentar evitarlos. Si se produce daño en la punta, el primer paso es lijar la zona afectada para que la superficie quede lisa. Luego se pone una capa de resina y se le da tiempo para que se seque completamente.

6. Reemplazo de la base de la tabla

A veces las bases de las tablas sufren daño y es necesario reemplazarlas. Este tipo de reparaciones requieren de la experiencia de un profesional de la reparación de tablas de surf. Es importante también asegurarse de conseguir la base adecuada para tu tabla.

7. Reparación del interior de la tabla

Las reparaciones en la parte interior de la tabla son más complicadas y requerirán de la ayuda de un profesional. Las reparaciones suelen estar relacionadas con el núcleo interno y la base de la tabla, por lo que es importante que un experto evalúe primero los daños.

En conclusión, es importante tener en cuenta que cada tipo de reparación requiere de diferentes materiales y técnicas. Es importante seguir las instrucciones cuidadosamente y comprobar que el trabajo se haya realizado correctamente antes de volver a utilizar la tabla. Si no estás seguro de lo que estás haciendo, es mejor acudir a un profesional que te guíe en el proceso de reparación. Al final, tu tabla de surf quedará como nueva y estarás listo para disfrutar de tus próximas aventuras en el agua. ¡Nos vemos en la playa!